// Blockchain y Smart Contracts en tu empresa.

Blockchain (en español, cadena de bloques) es una de las últimas tecnologías que ha entrado en la mira de las empresas por el uso que se le da en las criptomonedas. Sin embargo, blockchain también se puede usar en las empresas.

El uso que se le da a blockchain dentro de las criptomonedas es para garantizar que las monedas y las transacciones que se han efectuado con ellas sean válidas. Si pensamos en las monedas como una especie de “contrato”, entonces podemos usar blockchain para garantizar que los contratos y las transacciones que se han efectuado sobre ellos sean válidos.

Por ejemplo, imaginemos que tú tienes una empresa de venta de vehículos de segunda mano. Para validar que una persona es dueña de un vehículo seguramente te proporcionará un comprobante de propiedad, ya sea a través de una factura o de otro documento. Después, ustedes tendrían que hacer una búsqueda con un tercero para verificar que el documento sea válido.

Si el documento de propiedad estuviera implementado a través de blockchain entonces no tendrías que pasar por un tercero para verificar el documento, al recibirlo el sistema de blockchain simplemente te indicaría que esto es un documento válido, o en caso contrario, inválido (o alterado) y que no puede ser aceptado.

De esta forma tu te libras de la validación de un tercero y además te aseguras de que todos los documentos que tienes son válidos.

Blockchain logra esto a través de la descentralización de los datos. Siguiendo el ejemplo, todas las empresas que compran vehículos de segunda mano y que emiten vehículos tienen una copia de todos los documentos. Además, cuentan con el historial de todas las transacciones y cuando se ejecuta una nueva transacción todas las copias son actualizadas en tiempo real.

Así logramos tener un sistema robusto que garantiza:

  • Fiabilidad
  • Calidad
  • Transparencia
  • Transacciones eficientes

En la práctica, si tú quisieras implementar blockchain dentro de los documentos de la empresa, entonces tendríamos que empezar a través de un Smart Contract (en español, contrato inteligente). Un Smart Contract es una representación de un contrato que tiene distintas propiedades, como los datos del bien, el dueño, lugares, etcétera, y a su vez puede aplicar de forma inteligente las reglas y penalizaciones. Dadas sus características, los Smart Contracts son definidos como un programa de computación, es decir, la estructura y reglas son programados.

Ya que cuentas con la estructura del Smart Contract entonces tenemos que implementarlo dentro de una red de blockchain, la cual puede ser pública o privada. La principal diferencia es que en las blockchain públicas cualquiera puede unirse mientras que las privadas sólo ciertas entidades pueden hacerlo.

Finalmente, viene el uso de tu Smart Contract dentro del blockchain. Si siguiéramos el ejemplo de la venta de vehículos entonces, cuando se termina de construir el vehículo, se crearía su Smart Contract que establece la existencia del vehículo. Cuando ese vehículo es vendido por la agencia entonces se hace una modificación al Smart Contract y posteriormente si el dueño te lo quiere vender a ti como agencia de compra-venta, tú puedes revisar el Smart Contract del dueño (todos los contratos son identificados de forma única) dentro del Blockchain y conocer el historial que ha tenido. Si tú llegaras a comprarlo, entonces el Smart Contract pondría a tu empresa como dueña del vehículo.

Sin duda Blockchain es una tecnología interesante de la cual apenas comenzamos a ver sus aplicaciones. Ciertamente en el futuro veremos cómo los bancos integran la tecnología a las cuentas de sus beneficiarios o como otras entidades ofrecen sus certificados o contratos de esta forma.

En Espora estamos comenzando a explorar esta tecnología y con gusto podemos conversar más sobre cómo usar Blockchain y Smart Contracts dentro de tu empresa.

Inicia tu proyecto hoy